En este momento estás viendo TIPOS DE SUELO QUE MARCAN TENDENCIA EN DECORACIÓN DE INTERIORES
Handyman installing new laminated wooden floor

TIPOS DE SUELO QUE MARCAN TENDENCIA EN DECORACIÓN DE INTERIORES

Elegir el suelo de tu casa es, seguramente, una de las decisiones más difíciles e importantes que vas a tomar cuando estás diseñando tu nuevo hogar. El suelo no solo influyen en la estética sino también en el confort y si te arrepientes una vez puesto, cambiarlo es mucho más difícil que sustituir un mueble, una cortina o una alfombra. Si a todo esto añadimos la cantidad de opciones con las que cuentas en el mercado, la elección se hace todavía más complicada. Para ayudarte a acertar, hoy profundizamos en los tipos de suelo que son tendencia y que más se están utilizando en las casas modernas.

Suelo laminado

Es la opción a la que más espacio vamos a dedicar pues, por sus grandes ventajas, es el tipo de suelo por el que apostamos en nuestras promociones. El suelo laminado es tendencia por su facilidad de instalación, altas prestaciones y la infinidad de diseños y acabados existentes. Entre ellos, destaca la tarima laminada de imitación de madera. Este tipo de tarimas se dividen en 6 categorías, según su resistencia: desde la AC-3 hasta la AC-5, siendo las primeras las idóneas para las habitaciones con poco tránsito y las últimas las pensadas para un uso más intenso.

Estos suelos están fabricados con fibras de madera prensadas con resinas de alta densidad y podemos encontrar multitud de diseños que imitan a cualquier madera. Los hay lisos, de aspecto ligero y tacto suave, estructurados, con relieve poroso no acorde con la veta y sincronizados, cuyo relieve también poroso reproduce fielmente la veta y los poros de la madera en cada lama.

Además de los laminados, que imitan la madera, también podemos encontrar imitaciones de cemento o imitación de escapes.

Las principales ventajas del suelo laminado son:

  • Gran resistencia a golpes, rasguños, arañazos y choques. Además, su mantenimiento y limpieza es muy sencillo, pues los suelos laminados tienen una mayor resistencia al desgaste y la abrasión, una alta impermeabilidad a las manchas y a penas se decoloran.
  • Menor coste, ya que es mucho más económico que el parquet.
  • Fácil instalación. Se puede instalar sobre cualquier superficie. Por tanto, no tendremos que retirar la que ya tenemos, gracias a sus sistema de clic, que consiste en realizar el encajado de ranuras mediante presión.
  • Excelente aislante. Es uno de los suelos con mayor capacidad para aislar nuestras casas de la humedad o el frío.
  • Es saludable. Al estar fabricado con materiales naturales, resistentes a la propagación de bacterias o moho, contribuye a mantener la salud de los habitantes de la casa.

Parquet o madera natural

Junto con el laminado, es el material que más potencia la sensación de calidez del hogar. Dependiendo de la madera que elijamos, obtendremos una mayor resistencia y dureza y también un color diferentes. Entre sus principales ventajas destaca su carácter ecológico y sostenible, su fácil instalación y su gran comodidad. Se puede utilizar tanto en interior como en exteriores y su principal desventaja, más allá de su elevado precio, es que se ralla con facilidad. Eso sí, se puede reparar acuchillando y barnizando.

Baldosa hidráulica

Esta tendencia retro, también conocida como mosaico hidráulico, tiene su origen en Francia y su gran apogeo se produjo a mitad del siglo XX. Pero, cuando parecía que su presencia se había quedado limitada a casas antiguas, se ha producido un relanzamiento en su uso.

Desde principios del siglo XXI, los decoradores de interiores han vuelto a apostar por la baldosa hidráulica y la han convertido en protagonista tanto en viviendas como en locales comerciales o de restauración, haciendo que los patrones y mosaicos clásicos pueblen los suelos de medio mundo.

Suelos vínilicos

Podríamos decir que este tipo de suelo era un parche y se ha acabado convirtiendo en toda una tendencia. En sus inicios se trataba de una solución temporal para corregir matices estéticos, pero a día de hoy se utiliza como suelo para toda la vivienda. Es una solución bastante económica y una buena alternativa a materiales más caros. Además, se puede aplicar sobre otros suelos ya existentes. Lo que sí es cierto es que no alcanza la textura y calidad de los materiales a los que imita.

A worker installing new parquet vinyl tiles on floor

Gres o cerámica convencional

Se trata de un suelo muy estético, ya que puede imitar todo tipo de materiales como el mármol u otras piedras, que suelen ser mucho más caros. Es la opción ideal para aquellos lugares que requieren de gran resistencia y dureza en el suelo, además de una baja porosidad para la absorción de líquidos. De aquí que sean el suelo ideal para cocinas o baños.

Barros

Podríamos decir que es el gres clásico. Se produce de manera tradicional, cocido a baja temperatura y dejándose secar al aire libre. Para evitar la porosidad del barro, se suele barnizar o directamente acabar la pieza con esmalte. Gracias a este tratamiento se mantiene el estilo rústico pero se mejora su mantenimiento. Es muy estético y se puede utilizar en exteriores, pero es más caro y mucho menos resistente que el gres porcelánico.

Cemento alisado o microcemento

Es el suelo más empleado en las casas más modernas de estilo minimalista. Debido a su acabado, de aspecto tosco, parece el idóneo para aquellas casas que buscan un estilo vanguardista o un look industrial.

También es un material con un alto grado de dureza y resistencia y a nivel de diseño, ofrece la posibilidad de jugar con distintos tonos e incluso patrones y dibujos.