En este momento estás viendo 8 consejos para calentar tu casa de forma sostenible
8 consejos para calentar tu casa de forma sostenible

8 consejos para calentar tu casa de forma sostenible

Diciembre nos ha recibido con una evidente bajada de temperaturas y fuertes rachas de viento, lo que ha provocado que cada vez sea más necesario protegernos del frío y calentar nuestros hogares. Pero, con la llegada del frío, las facturas siempre se disparan, especialmente ahora con la subida de los precios de la luz. Y no solo eso, sino que el abuso de la electricidad es perjudicial para el medio ambiente. Por lo tanto, hoy te proponemos unas ideas para que estés calentito en casa sin necesidad de usar en exceso la calefacción, ¡una opción mucho más económica y sostenible!

Limita las temperaturas

Si te ves en la necesidad de poner la calefacción y tienes radiadores, asegúrate de que la temperatura no supere los 20ºC, así lograrás una temperatura ambiente agradable. Las temperaturas más altas promueven la propagación de ácaros y hongos y disparará por completo tus facturas, además de perjudicar el medio ambiente. Un truco para que no se pierda el calor a través de la pared, es colocar reflectantes detrás de los radiadores.

Protege tu hogar con cortinas térmicas

Las cortinas, además de evitar que nos entre el sol, también son una excelente opción para que tu hogar quede mucho menos expuesto a las bajas temperaturas del exterior. Hazte con unas cortinas térmicas y blíndate del frío.

Ventila la casa

Aunque parezca contradictorio, ventilar la casa ayuda a que a posteriori se muestre más caliente. Lo más aconsejable es hacerlo al despertarse, cuando los rayos de sol pegan con más fuerza, unos 10-15 minutos para liberar las malas energías y malos olores.

Aísla puertas y ventanas

Un consejo muy útil es el de cerrar las persianas cuando anochece para mantener el calor y abrirlas en cuanto salga el sol. También es fundamental tener unas ventanas de aluminio que aislen como las que instalamos en Firmus Homes. Esta simple acción te ayudará a mantener la casa caliente de una manera natural. También es recomendable cerrar las puertas una vez estemos dentro de las estancias para que no se cuele ni una gota de aire frío. Asegúrate de cerrar bien las habitaciones que no utilizas a menudo, así el calor se concentrará en las habitaciones que sí que utilizas.

Utiliza velas para espacios pequeños

Las velas, además de ser un elemento decorativo muy popular, son muy útiles si se quiere calentar un espacio pequeño. Para ello, la opción ideal es comprar velas grandes y colocarlas por los diferentes rincones de la casa para conseguir un aumento en las temperaturas. Eso sí, ¡ten mucho cuidado! Procura colocarlas en lugares donde no haya peligro y recuerda apagarlas antes de marcharte.

Colores cálidos para retener el calor

¿Sabías que la temperatura está relacionada con el color? Si sientes que tu casa es fría de por sí, quizás cambiar el color de tus paredes por unos más cálidos que atrapen el sol sea la mejor opción. En este sentido, también se puede jugar con los objetos; opta por muebles y elementos decorativos de colores grises, negro y azul marino en vez de blanco, beige o color canela.

Aprovecha el calor del horno

Si has utilizado el horno, cuando hayas terminado aprovecha el calor y déjalo abierto para que caliente la zona de la cocina. ¡Sin duda un truco infalible!

¿Un poco de ejercicio?

El invierno es el peor enemigo de los que tienen que salir a practicar deporte fuera de casa; la lluvia, el fuerte viento, las temperaturas bajas… pueden perjudicar nuestro rendimiento deportivo. ¡Una alternativa es realizar ejercicio en casa! Te aconsejamos que te compres una bici estática o te busques un entrenador personal online y te pongas en marcha durante el invierno. ¡Verás como entras en calor enseguida!