Optar por un buen plato de ducha o por una bañera es una decisión que, cada vez más, se repite entre gran parte de las personas que se decide a comprar una vivienda. Ambas opciones tienen pros y contras por lo que es necesario invertir tiempo para escoger la opción más adecuada, en función de nuestras necesidades, del espacio o, por qué no, nuestro espíritu eco.

Largos baños relajantes en la bañera o aprovechamiento del espacio y comodidad del plato de ducha, es una decisión importante, y por ello te vamos a ayudar. Estas son las ventajas de cada una de las dos opciones.

Escoge plato de ducha si…

  • Apuestas por el ahorro. Todas las duchas requieren un menor gasto de agua respecto a las bañeras. Esto se traduce no sólo en un menor desembolso a la hora de pagar la factura del agua, si no que indudablemente tiene un menor impacto en el medio ambiente, un valor muy importante en los tiempos que vivimos. Además, también ahorramos en tiempo: la ducha ofrece rapidez, algo muy deseado por muchos entre semana. 
  • Te preocupa tu seguridad y la de los tuyos. La ducha garantiza una mayor autonomía a las personas mayores o de movilidad reducida. Un plato de ducha de un material antideslizante, a ras de suelo unido a unas barras de apoyo evitaran caídas y resbalones entre los más mayores de la casa.
  • Buscas funcionalidad y tienes poco espacio. Las duchas permiten aprovechar mejor el espacio. La amplia variedad de formas y tamaños de los platos hará que encuentres el que mejor se adapte al tamaño de tu baño.
  • Optas por un espacio moderno. Las duchas aportan un toque moderno y actual a tu baño. La variedad de materiales, formas y colores disponibles en el mercado satisfarán todos los gustos.

Opta por una bañera si quieres…

  • Tu momento de relajación. Si eres de los que le gusta tomarse su tiempo y relajarse, la bañera es la opción ideal. Podrás desconectar, liberar tensiones y pasar un valioso tiempo descansando. Si a esto le añades unas sales de baño combinadas con algunas velas aromáticas, el resultado te puede llevar a la tranquilidad más absoluta.
  • Otro lugar de juego con los más pequeños. Si tienes niños pequeños en casa, la bañera es lo más adecuado para cuidar su higiene. Este lugar se convierte en un espacio de juego que apasiona a todos los niños.
  • Versatilidad. Tener una bañera es un plus ya que te permite ducharte y además si te apetece, otro día, también puedes relajarte bañándote, algo imposible en una ducha.

Si llegado hasta aquí, no tienes claro que opción escoger, te lo ponemos fácil. En nuestras tres promociones, Brasil Residencial, Residencial Parque Brasil y Nordes Residencial, casi todas las viviendas tienen baño y aseo, así nos aseguramos que tus necesidades estén cubiertas.