Ideas para crear tu despacho o pequeña oficina en casa

Ideas para crear tu despacho o pequeña oficina en casa

Llevarse trabajo a casa a veces puede resultar un poco cargante, sobre todo en estos tiempos en el que el teletrabajo está a la orden del día. ¿Te resulta difícil encontrar un lugar por falta de espacio? ¡No te preocupes! En este post te ofrecemos ideas para aprovechar al máximo ese espacio y no desaprovecharlo. 

Una solución para crear un lugar de trabajo en una habitación pequeña es colocando un pequeño tablero sujetado a la pared de apenas dos palmos. Será suficiente para colocar un equipo portátil de tamaño medio y poder escribir. Si quieres aprovechar la luminosidad de tu cuarto te recomendamos que, si puedes, instales dichos tableros bajo la ventana. Otra opción podría ser aprovechar la pared, colocando, por ejemplo, estanterías a modo de escaleras con un escritorio incorporado. 

Una idea que os proporcionamos para crear un entorno productivo es la de forrar toda una pared de corcho al lado de tu escritorio. Esta pared automáticamente se va a convertir en una fuente de inspiración donde podrás colgar todo tipo de documentos necesarios para desempeñar tu trabajo, así como una pizarra con calendario para organizarte e incluso fotografías que te hagan sentir a gusto.   

Si los metros cuadrados de tu estancia no te dan para más, te aconsejamos que aproveches al máximo las paredes con la colocación de muchos estantes. También, una excelente idea para sacar partido a los rincones de tu casa es la de aprovechar las esquinas que suelen estar solitarias. Échale imaginación y con una simple mesa puedes sacarle partido a esos dos o tres metros cuadrados que estaban desaprovechados. 

La idea más creativa te la traemos proponiéndote crear un espacio de trabajo en un armario de casa. ¡Sí, lo has oído bien! Es perfecto para aquellas personas que no pueden soportar tener a la vista su lugar de trabajo cuando no están en horario laboral. Simplemente cierras la puerta y ¡voilá! desaparece. 

Si tienes la suerte de disponer de una habitación disponible, aquí puedes montar tu oficina y explayarte con un gran escritorio incluyendo un espacio de descanso como, por ejemplo, unos sofás. 

Para terminar, no olvides que los expertos recomiendan que tu lugar de trabajo sea cómodo, tranquilo e inspirador. Para eso, decóralo bonito, utiliza los colores que más se adapten a tu gusto, prepara todo el material de oficina que necesites y ¡a trabajar! No hay nada como desarrollar tu trabajo en un ambiente en el que te sientas a gusto.