Ventajas e inconvenientes de los diferentes tipos de calefacción
Close up female hand adjusting temperature with dial on air conditioning

Ventajas e inconvenientes de los diferentes tipos de calefacción

Con la llegada del invierno, las temperaturas caen en picado y las calefacciones de todas las viviendas empiezan a funcionar. Existen muchos tipos. Te explicamos los más comunes y sus ventajas e inconvenientes para que instales la que más se ajuste a tus necesidades.

Calefacción eléctrica

Produce calor conectando un radiador a la red eléctrica de la vivienda mediante un enchufe. Estos pueden ser móviles o fijos, los móviles tienen la posibilidad de guardarse cuando no se usan mientras que los fijos son más grandes y por ello tienen más potencia.

Ventajas

  • Su principal ventaja es que producen calor sin generar residuos ni olores. Además, sus costes de mantenimiento son bastante escasos y su instalación sencilla.
  • Los radiadores se calientan muy rápido y mantienen muy bien el calor una vez desconectados.
  • Otra gran ventaja es que no es necesario almacenar el combustible encargado de generar el calor, basta con enchufarlos cuando se necesite. Son muy seguros y se puede regular la temperatura en el dispositivo que se utilice, independiente del resto de la vivienda.

Inconvenientes

  • El precio de la luz es su mayor inconveniente ya que es variable y últimamente sube constantemente.
  • No es está recomendada para calentar espacios o habitaciones muy grandes. El calor que producen los radiadores no se expande a mucha distancia.
Calefacción a gas

Es muy similar a la eléctrica pero además de colocar radiadores fijos, hay que disponer de una caldera. Su instalación es un poco complicada, dado que hay que montar un circuito de tubos conectados a la caldera, por el cual tendrá que circular el agua, que cuando se calienta es la encargada de producir calor. Cuando el líquido se queda frío, regresa de nuevo a la caldera para calentarse de nuevo.

Ventajas

  • Las calderas suelen usar gas natural, gas butano/propano o gasóleo C que son combustibles bastante económicos.
  • Emiten poco CO2 por lo que su contaminación es mínima.
  • Todos los radiadores funcionan a la vez por lo que la energía calorífica en toda la vivienda es mayor.

Inconvenientes

  • Su principal inconveniente es la obra necesaria para la instalación del circuito de agua. Por ello, este tipo suele instalarse en viviendas de obra nueva.
  • Las calderas tienen un alto coste y su mantenimiento también.
Calefacción mediante bomba de calor

Los sistemas de bomba de calor calientan con máquinas que transforman, gracias a la electricidad, el aire frío en caliente. Su funcionamiento es similar al de un aparato de aire acondicionado, solo que a la inversa.

Ventajas

  • Tiene una instalación bastante sencilla. Únicamente hay que colocar un sistema en el exterior de la vivienda y otro en el interior que será el encargado de proporcionar calor.
  • Este tipo tiene la ventaja de que en invierno se utiliza como calefacción y en verano como aire acondicionado.
  • Calienta la vivienda muy rápido y su sistema es limpio.

Inconveniente

  • No es un sistema adecuado para lugares muy fríos. Cuando la temperatura exterior es muy baja este tipo de sistemas rinde a la mitad de su capacidad.

Estos son los sistemas de calefacción más comunes. Nosotros nos decantamos por la bomba de calor que funciona mediante aerotermia, es el que instalamos en todos nuestros residenciales (Parque Brasil, Brasil Residencial, Nôrdes Residencial y Nerea Residencial). Este tipo es la mejor calefacción para la ciudad de Valencia por su versatilidad. Si quiere más información sobre estas viviendas, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Deja una respuesta